//
estás leyendo...
Análisis, En el Congreso

Con olor a Ciccone

¿La expropiación de la ex Ciccone sirve para encubrir a Boudou? Ese es el gran interrogante en torno al proyecto al que el Senado le dio media sanción.
Es cierto que la expropiación en si no le otorga impunidad al vicepresidente, sospechado de estar detrás de los empresarios que se hicieron cargo de la empresa en los últimos tiempos.
Pero también es cierto que al hacerse cargo, el Gobierno evita que las sospechas vuelvan a florecer cada vez que se firme un contrato con la empresa, la única con capacidad real de imprimir billetes en el país.
Además, con el supuesto testaferro de Boudou afuera de la firma y con una Justicia que se mueve a pasos muy lentos, la espuma del caso va a tender a bajar.
La expropiación no garantiza impunidad para Boudou. Pero tiene muy mal olor. Olor a Ciccone.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Encuesta

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estadísticas

  • 8.247 visitas
Follow La política no muerde on WordPress.com
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: